Unifamiliar: El bosque fuera y dentro de la vivienda.


Plazo de ejecución: 24 MesesEstado de la obra: Finalizada

Vivienda unifamiliar, de unos 460 m2 de superficie construida, desarrollada íntegramente en una sola planta y de marcado carácter longitudinal.

El proyecto realizado por el arquitecto Mauro Lomba, se caracteriza por la claridad de su composición, basada en las viviendas tradicionales gallegas. Esto se traduce en una vivienda que muestra un claro eje vertebrador, respecto al que diferentes volúmenes se van añadiendo  o sustrayendo, conformando así una sucesión de espacios que se relacionan tanto entre sí como con su entorno inmediato.

De este modo el espacio central destinado a biblioteca se convierte en la espina dorsal de la casa, actuando como conexión entre los distintos espacios que la conforman.

Constructivamente, este espacio central se resuelve con forjados unidireccionales y losa armada, los cuales reposan sobre una estructura de hormigón armado y perfiles metálicos. La cubrición se resuelve con  una cubierta plana con acabado de canto rodado.

Parte de la complejidad de la obra radica en la ligazón de diferentes sistemas envolventes. Entre ellos destaca el empleo de soluciones de fachada ventilada, en las que el material de acabado varía entre la madera de cumarú o los paneles de aluminio de color blanco roto.Los muros de hormigón visto o un aplacado de pizarra son otros de los sistemas presentes en la obra.

En lo referente a la urbanización destaca la inclusión de una piscina, en cuyos bordes se coloca una tarima de madera de Cumarú, y una zona de pavicesped (formada por losetas de PVC), que comunican la zona de la entrada con el garaje.