How the Orzán’s armor was made


10 March, 2013

Desarrolla has finished work on the recovery of the old city wall of the Pescaderia (Old Fishermans Quarter), discovered during the work of remodelling of the Maritime Walk of Orzan.

These historic remains of the 18th century wall, listed as Cultural Heritage, can now be appreciated in their original state.

The recovery work included many minor aspects, including restoration of the original water drainage system.

Desarrolla completed all work in Orzan within the specified time limits.

En el plano 5 del Proyecto de Intervención se recoge la ubicación original de las zapatas del monumento.

Apertura de la zanja del monumento Z4, en la cual se hallaron restos arqueológicos.

En la zanja 3, ya se pueden apreciar los restos del macizado cortados por una zanja que alberga restos de tubería de gres.

Debido a la aparición de estos restos en la zapata Z3, junto al hallazgo del pavimento original del siglo XVIII en las zapatas Z1 y Z2, ubicadas más al norte, resultó necesaria la paralización de las obras, comunicando de manera inmediata dicho hallazgo a la Xefatura Territorial de la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia en A Coruña, así como al arqueólogo municipal, con el fin de que se adoptasen las medidas oportunas.

En la excavación para la zapata 1, se aprecian restos del antiguo pavimento bajo de la solera de hormigón. Se muestran además los daños producidos en los años 90 para la colocación de la bandera azul de la playa.

Se delimita la zona arqueológica, procediendo a la limpieza y excavación de la solera existente.

A pesar de que el proyecto de urbanización suponía un impacto mínimo sobre el elemento arqueológico, se propuso, por parte del técnico arqueólogo del Concello de A Coruña la realización de un control arqueológico durante el proceso de obras, en cumplimento del artículo 56.3 de la Lei 8/1995 de Patrimonio Cultural de Galicia.

Se reanuda el normal desarrollo de las obras limitándose a aquellas que no afectasen a ningún resto arqueológico. Para ello y según las directrices de los técnicos de la Consellería de Cultura, se desplaza la ubicación del monumento hacia el sur, a una zona del espigón donde las zapatas no supusieran afección arqueológica alguna.


Instalación de los tubos de iluminación


Instalación de la iluminación sobre la placa de hormigón

Nueva ubicación de las zapatas del monumento, aprovechando la zapata 4 del primer replanteo.

En esta zona se continúan las obras con normalidad, ya que no se encuentra ningún resto arqueológico. Debajo de la placa de hormigón lo que se hallaba era el relleno constructivo de los años 60 y 90 del siglo pasado.

A continuación se procede al armado y hormigonado de las zapatas.

Y se continúa armando y hormigonando el pavimento continúo, una solera de hormigón pulido.

El replanteo de los pavimentos del proyecto se completa con la reposición del solado de granito en el perímetro de la coraza.

Se da comienzo a la ejecución de los bancos lineales de hormigón, eliminando aquellos que se habían proyectado más próximos a la punta de la coraza.

Estos bancos modulares dispuestos al borde de la coraza mantienen un claro carácter de reversibilidad. Su disposición elevada sobre apoyos plásticos permiten que el agua de la lluvia discurra libremente por debajo, y permite su movimiento para reubicación o adaptación a las determinaciones o directrices que elaborase el “Plan Director do Sistema Defensivo da Coruña”.


Encofrado, armado y hormigonado de los bancos modulares ejecutados in situ.

Se procede al desencofrado de los bancos y a la colocación de las luminarias.

Se procede a la colocación del monumento en su nueva posición, más retranqueada de la punta de la coraza, para evitar invadir la zona de hallazgos arqueológicos.

Estas dos piezas escultóricas con forma de cinta ondulada se realizan en taller empleando chapa de acero. Una vez en el lugar, se lleva a cabo un proceso de anclaje que ofrece la posibilidad de volver a ser trasladado o reubicado.



Los trabajos realizados en el área de aparición de los restos de la coraza consistieron en la recuperación y puesta en valor de los restos del solado del baluarte hallado.

El proyecto de actuación llevado a cabo en esta zona se recoge en esta planta reformada de la punta del baluarte.

Una vez efectuada la limpieza de la zona y redactado el correspondiente informe arqueológico, se procede a la ejecución de su entorno con un pavimento continuo de hormigón que distinga claramente la zona de actuación. A continuación se restituirán las piedras dañadas con piedras de la misma procedencia y con un tratamiento idéntico al de los restos encontrados.

Se recupera el antiguo sistema de evacuación de aguas pluviales, disponiendo un canal perimetral realizado en el solado de hormigón, con aliviaderos practicados en el muro pétreo del espigón, siguiendo el despiece la piedra original a través de sus juntas. Una base de vidrio laminado transparente cubre el canal de desagüe original de la muralla, permitiendo una visión frontal y superior del antiguo sistema.

La iluminación y el balizamiento del área se resuelve con foco empotrados con lámparas tipo led de haz abiertos, ocultos en el canal perimetral.

El resultado final:

Un proyecto cuya limpieza y sencillez en el modo de ocupación de la superficie de la Coraza, cede todo el protagonismo a la singular escultura conmemorativa de los héroes del Orzán. La respetuosa intervención llevada a cabo en los elementos constructivos originales del BIC, se realiza en cumplimiento del artículo 39 de la Lei 8/1995.

Estado final de la zona arqueológica tras las obras

Para ver más fotos del estado final, visita nuestra galería de obras