Rehabilitar un edificio para construir una residencia de mayores


26 abril, 2022
La residencia de mayores de la Fundación San Rosendo contará con toda clase de servicios

Cuando un visitante pasea por la marina de A Coruña, se queda embelesado por las galerías que pueblan las fachadas de los edificios. El juego entre las estructuras blancas y las ventanas es primoroso y dota a la arquitectura de la zona de un poderoso encanto. Pero las galerías no se limitan solo a esa pequeña parte de la ciudad, sino que forman parte de la arquitectura tradicional urbana. En la céntrica Plaza de Ourense, sin ir más lejos, se halla un edificio con fantásticas galerías que actualmente está siendo rehabilitado y ampliado por Desarrolla Obras y Servicios para construir una residencia de mayores de la Fundación San Rosendo.

El inmueble, levantado en 1936, se encuentra cerrado y en franco estado de deterioro. Dada su arquitectura tradicional está protegido, de ahí que se vaya a conservar la fachada, rehabilitando los elementos deteriorados.

El proyecto diseñado por los arquitectos Luis Garayzábal Enjuto, Luis Antonio Chao Gómez, Luis Garayzábal Pedrosa y Marcos Chao Amaro contempla la demolición del interior y su reconstrucción, acortando el fondo de la edificación para ajustarse al ordenamiento urbanístico municipal y ampliando el inmueble en dos plantas.

De esta forma, no solo se respetará el entorno arquitectónico. También se equiparará la altura del edificio a los adyacentes, uniformando la fisonomía urbanística de la céntrica plaza.

Las dos nuevas plantas mantendrán una estructura idéntica a las precedentes. El diseño de la fachada será idéntico y se incorporarán sendas galerías.

Rehabilitación del patrimonio y nuevo uso

El inmueble tiene una estructura de madera con vigas apoyadas en los muros de carga que se encuentran en mal estado. Habida cuenta de estos problemas, se conservarán los muros de cantería presentes en la fachada principal. Además, se limpiará la piedra, se reparará la carpintería exterior o, en su defecto, se sustituirá por otra en la misma posición y con el color original del edificio.

De esta forma, se garantizará que la fachada recupere el lustre perdido, a la vez que se incorporan dos plantas que equiparan el edificio a su entorno y que permitirá a la futura residencia de mayores contar con más y mejores servicios para cuidar a los residentes.

En lo que respecta al interior del inmueble, las viviendas preexistentes llevan muchos años sin ser usadas, lo que ha generado que estén mal conservadas y carezcan de instalaciones adecuadas. De ahí que se vaya a proceder a demolerlas para reconstruirlas de nuevo.

La nueva edificación mantendrá la fachada, pero su interior será completamente diferente, adaptándose a las necesidades de movilidad y servicios de un espacio tan particular y relevante como una residencia de mayores.

Distribución de la residencia de mayores

En el interior del inmueble se construirá un sótano, destinado a poner en marcha una zona de servicios que incluirá los vestuarios del personal, almacenes, cocina, lavandería, cuarto de basura y demás instalaciones. Por encima de este, se levantan las seis plantas ya existentes y las dos de nueva construcción.

Todas ellas estarán comunicadas por unas escaleras especialmente protegidas, un ascensor normal y un ascensor apto para montacamillas. Un equipamiento este que garantizará el acceso y la confortabilidad de las personas con movilidad reducida.

En lo que respecta a la distribución de los espacios, las plantas baja, primera y segunda se destinarán a las áreas administrativa y residencial. Así, en la planta baja se construirán una zona de recepción y administración y el despacho de dirección. Además, se pondrá en marcha una sala de estar/polivalente para facilitar la convivencia de los residentes y la visita de familiares y amigos.

En las plantas primera y segunda también habrá sendas salas de actividades y dos comedores con capacidad suficiente para albergar a las 45 personas que puede alojar la residencia de mayores. Las tres plantas contarán, a su vez, con baños plenamente adaptados, estancias para guardar sillas de ruedas y cuartos de la limpieza.

Por su parte, las plantas 3ª a 7ª se destinarán a las habitaciones de los residentes. En cada una de ellas habrá cuatro habitaciones dobles y una individual. De tal forma que cada planta aloje a 9 personas. En total, se están edificando 25 habitaciones y 45 plazas.

Todas contarán con un vestíbulo de entrada, un baño plenamente adaptado y todas las instalaciones necesarias: teléfono, timbre, TV, WiFi… El objetivo es garantizar el máximo confort de las personas mayores.

Finalmente, la octava planta o bajocubierta alojará las dos habitaciones de enfermería.

Los espacios de atención especializada

Más allá de los espacios de convivencia y de las habitaciones, toda residencia de mayores cuenta con una serie de espacios relacionados directamente con la salud de las personas. En el centro que está construyendo Desarrolla Obras y Servicios, estas zonas tendrán especial protagonismo de cara a garantizar el bienestar y cuidado de los mayores.

Así, se levantará un despacho médico y una sala de curas en la segunda planta. También se construirá un despacho de atención individualizada en la planta baja, una unidad social en la primera y una sala de rehabilitación plenamente equipada en la segunda planta.

Asimismo, tanto la planta destinada a enfermería como las que alojan las habitaciones contarán con un baño geriátrico cada una.

Un espacio céntrico destinado al cuidado de los mayores

Además de todos los espacios y equipamientos que hemos ido señalando, la nueva residencia de mayores, fruto de la rehabilitación y reconstrucción de un edificio con más de 85 años de vida, cuenta con espacios al aire libre. En la planta baja se pondrá en marcha una terraza de más de 50 metros cuadrados en la que se instalará una pérgola para facilitar su uso y disfrute. Asimismo, el patio interior será ajardinado.

Una vez que finalicen las obras de construcción de la residencia de mayores, A Coruña sumará 45 nuevas plazas destinadas al cuidado de mayores.

Precisamente, la ubicación del inmueble pone en valor la importancia de las residencias de mayores. En este proyecto, la rehabilitación del patrimonio, la recuperación de un inmueble abandonado y su transformación en un espacio de gran valor social se dan la mano.

Descubre nuestro trabajo en www.desarrolla.es.

Visítanos en la sede de la constructora en A Coruña.