Construcción de vivienda unifamiliar mimetizada con el entorno


23 julio, 2020

Edificación de más de 200m2 visualmente dividida en dos volúmenes

Finalizamos la construcción de una vivienda unifamiliar íntimamente relacionada con su entorno. La escala y disposición de la edificación hacen que ésta se integre perfectamente en el paisaje, en contraposición con las grandes construcciones entre las que se encuentra la parcela.

Las vistas con las que cuenta la vivienda, la topografía del terreno, la forma de la parcela, así como su orientación han sido factores clave para la elaboración del proyecto. Se parte de la premisa de entender el espacio exterior como parte del interior y viceversa, evitando la ruptura entre ambos espacios. De este modo, una serie de espacios transversales matizan los diferentes grados de privacidad y usos con los que cuenta la vivienda.

La edificación se configura a través de tres volúmenes básicos: el macizo ajardinado, el espacio de garaje y la vivienda propiamente dicha. En cuanto a la disposición de los mismos, así como su moldeado y la manipulación de la topografía, configuran dos espacios: el patio de acceso y la zona de piscina.

Para el cerramiento de fachada se ha utilizado el sistema de fachada transventilada modificando su material en función de su uso en el interior. Fachada transventilada de piedra para la planta baja que alberga la zona de día, en contraposición con el revestimiento en tablero de madera de la fachada de la planta alta o zona de noche.

Atendiendo a la topografía del terreno, el interior la vivienda se organiza en tres plantas con cuatro niveles: En el nivel inferior se encuentran el sótano, el cuarto de instalaciones, espacios de almacenaje y el acceso en rampa a la piscina; el segundo nivel, correspondiente a la planta baja, alberga un dormitorio en suite adaptado, así como los espacios de salón, cocina y que se abren al exterior; en el tercer nivel se encuentra el acceso, con su hall de entrada a doble altura y el núcleo de comunicaciones verticales, incluido ascensor; por último, en la planta alta, que actúa como cuarto nivel, se encuentran dos dormitorios en suite y dos despachos con vistas privilegiadas a la ría.

Un proyecto del arquitecto Celso López en el que hemos trabajado mano a mano con el cliente, familia a la que agradecemos su confianza e ilusión.